Profesionales de la salud que trabajaron en atención primaria de La Rioja percibieron el bono de $5.000

0
119

El gobernador Ricardo Quintela se refirió en la jornada de ayer al pago del bono que los agentes de salud perciben tanto desde la Nación como de la provincia, según sea el caso. Asimismo recordó que la lucha contra el coronavirus se mantiene por lo que reiteró tomar las medidas de bioseguridad, que implican una alta conciencia ciudadana y que incluyen el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos, el uso de tapaboca y el autochequeo.

Con respecto al reclamo de los profesionales de la salud por el atraso en el pago del bono, Quintela explicó que la provincia hizo el pago correspondiente hace 15 días, mientras que lo que debía acreditar la Nación,se vio retrasado debido a un problema en la carga de datos.

“Había un grupo de profesionales de la salud que no estaban contemplados en el decreto presidencial por lo que decidimos que la provincia se haga cargo del pago del bono para que no queden excluidos de este beneficio en un contexto en el que su tarea se hace mucho más imprescindible”, indicó.

Seguidamente aclaró que “nosotros pagamos a la gente que trabajó estos meses, que estuvo en el primer nivel de atención y que no estaban contemplados en el decreto de la Nación. Digo esto porque en abril y mayo no trabajó todo el personal, los que sí lo hicieron fueron a los que se les acreditaron los cinco mil pesos correspondientes”. Precisó que tal como lo hace la Nación, la ayuda se extendería hasta julio inclusive.

Por otra parte, se refirió a los nuevos casos de coronavirus, sobre lo que manifestó que “si bien no es bueno que haya casos positivos porque afecta a una persona y a todo su entorno, hacemos una evaluación positiva de la situación que está estrechamente vinculada a un rebrote que era de esperarse en el contexto de esta enfermedad. Tal es así que podemos anunciar que en el día de hoy se procesaron 74 muestras de las cuales todas dieron negativo. Esto es muy bueno porque luego de los casos que tuvimos, la curva fue bajando y también disminuyó el número de contagiados. Lo que sí es importante tener en claro es que no debemos bajar los brazos, esto nos debe servir como un llamado de atención”.