Son personas que tuvieron contacto estrecho con algún positivo y están en cuarentena estricta. Desde el COE se indicó que se está al límite de la capacidad en dichos controles por el rebrote del COVID-19 con 470 personas trabajando en esa tarea.

El gobierno riojano dio a conocer que está trabajando al límite de su capacidad en lo que respecta al monitoreo de personas y viviendas que cursan una cuarentena estricta por diversas razones, como por ejemplo ser contacto estrecho negativo de un infectado.

En esa línea, se informó que actualmente se trabaja con 470 colaboradores denominados ‘camperas rojas’ que controlan casi 500 personas en 150 domicilios.

“Estamos a pleno con nuestra capacidad, necesitamos cuatro personas por domicilio, hoy tenemos afectadas 470 personas al monitoreo”, indicó Fernando Torres, secretario de Relaciones Institucionales.

Luego indicó que “nuestro objetivo es disminuir el riesgo de contagio, al principio pueden dar negativo estos contactos estrechos, y después pasar días y dar positivo en el día 12 o 13”.

Fuente: Rioja Virtual

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra