El hecho ocurrió este martes en una vivienda ubicada en la zona sur de la ciudad, en el barrio Urbano 26.

De acuerdo a lo relatado por el joven de 25 años, le golpearon la puerta de su vivienda, aduciendo que le iban a entregar una boleta, y con un arma blanca lo amenazaron hasta encerrarlo en el baño con sus manos precintadas.

Lo curioso es que los malvivientes no se robaron nada de la vivienda.

Trabajó en el lugar personal de 107, ya que el joven presentaba un corte en su mano.

Fuente: Medios Provincia