El pastor Ernesto González, de la iglesia Manantial de Aguas Vivas, del barrio Argentino de la ciudad de La Rioja, brindó el domingo una misa sin barbijo, según se puede ver en una transmisión en vivo subida a Facebook. Horas antes de la celebración, el Comité de Emergencias (COE) había recibido una denuncia en la que aseguraba que el pastor había visitado dos días antes la casa de una mujer de 33 años con COVID-19.

En la mañana del domingo, personal del COE fue a la casa del pastor, a raíz de la denuncia. El sujeto negó haber visitado a la mujer con coronavirus y la investigación de las autoridades determinó que no había tenido contacto con la paciente ni con su familia.

«No tengo problema en aislarme si es necesario, no voy a poner en riesgo a la gente», declaró el pastor a EL FEDERAL.

El COE visitó al pastor.
El equipo del COE que visitó al pastor.

Finalmente, a las 16 horas del domingo dio la misa. Lo hizo sin el barbijo. También se puede ver en una foto publicada en Facebook a cuatro personas cantando sin tapaboca. En otras imágenes hay un joven con un bebé en brazos sin barbijo.

En una de las fotos publicadas en Facebook aparecen varias personas sin barbijo.

El protocolo que rige en la rioja sobre celebraciones religiosas es muy claro y establece que «todas las personas deberán utilizar en todo momento barbijo o tapaboca». Sin excepciones. Sin embargo, el propio pastor González dijo a EL FEDERAL que ningún pastor cumple con esta norma.

Consultado sobre el protocolo, contestó: «Entiendo que para predicar nos podemos sacar el barbijo, pero siempre alejado de la gente, a dos o tres metros». Y se mostró preocupado por la salud de sus feligreses. Dijo, además, que compró tapabocas para los que quieran ingresar al templo y no tienen uno.

Lo que llamó la atención es que este no sería un caso aislado de violación del protocolo, de acuerdo a las expresiones del propio pastor. Según explicaron a EL FEDERAL, esta tarde habrá una reunión de pastores con personal del COE. ¿Habrá un tirón de orejas?