La vergonzosa deuda de La Rioja que preocupa a toda la administración de Casa de Gobierno

0
243

Los habitantes de la provincia de La Rioja, atraviesan hoy, un nivel de angustia y desesperación por dos motivos: su economía, y la pandemia.

El orden de estos motivos se pueden debatir, y los actuales dirigentes políticos encabezados por el gobernador Ricardo Quintela, tienen el gran desafío de hacer llegar a los propios riojanos, la asistencia necesaria y la adecuada administración de los fondos, en un claro derrumbe económico en todo el país.

Pero también, tienen la gran oportunidad de poner transparencia a los preocupantes deudas y gastos en millones de dólares, obtenidos por otras gestiones.

En Casa de Gobierno llegaron los números -casi en rojo-, y resultados de auditorías de diferentes instituciones que preocupan por la deuda en millones de dólares, y que nadie saben donde están, o al menos, no se pueden explicar.

Tal es el caso de la toma de los famosos “Bonos Verdes”, tomados en el 2017. Estos fondos fueron destinados a duplicar la capacidad de generación del Parque Eólico Arauco Sapem, en línea con el Plan Renovar que puso en marcha el gobierno nacional de Cristina Kirchner, y donde no existe registro de tal ampliación.

“La Rioja va a pasar a tener el parque eólico más importante de Sudamérica”, dijo Nestor Bosetti en el 2017.

Ariel Parmigiani, nuevo presidente de la empresa estatal, cargó con dureza contra la administración desplazada, que calificó de “muy personalista”. Criticó el manejo financiero y el sobreendeudamiento, por más de 600 millones de dólares.

Consultado respecto de la posibilidad de un posible default, el titular del PEA indicó que el 24 de agosto próximo vence un pago de 14,5 millones de dólares, para lo cual el PEA prepara una propuesta de reestructuración de deudas, con equipos de abogados especializados y el banco asesor de Nueva York. “La oferta formal son más de 300 páginas, con un montón de requisitos”, remarcó para mostrar la complejidad del trámite.

Pero existe otro mal manejo de estos fondos. En febrero del 2017, Nestor Bosetti, vicegobernador en aquel año, dijo que de los 200 millones de dólares obtenidos, se tomarían 30 millones de dólares, para la construcción de la nueva Casa de Gobierno, en el antiguo predio del Hotel Susex. Este predio fue adquirido en 2012 durante la gobernación de Luis Beder Herrera.

Ya en el año 2015, por decreto firmado por Beder Herrera, se destinó más de 85 millones de pesos a la Fundación Amanecer, donde se sacaron en efectivo y desde una ventanilla del Banco Rioja, más de 56 millones de pesos, a pocos días de las elecciones.

Lo mismo pasó con otras fundaciones, como la llamada “Futuro”, que recibió más de 290 millones de pesos. Fundación vinculada en una causa judicial -hoy vergonzosamente parada- a Nestor Bosetti, que en ese tiempo ejercía como ministro de Insfraestructura.

La oposición, distante de denunciar o pedir explicaciones, tiene su gran parte de responsabilidad ante la grave situación financiera de la provincia.

Deudas en dólares que desbordan cualquier administración, causas que se “archivaron” con complicidad de la justicia, oposición ausente y muchas preguntas sin respuestas, marcan un difícil panorama financiero en la provincia, en desmedro de todos los riojanos.