En el marco del juicio político promovido contra el concejal Gerardo Herrera Gómez, detenido en febrero por violencia de género, el peronismo emitió un dictamen en contra de su expulsión del Concejo Deliberante, mientras que Juntos por La Rioja concluyó que se corroboró la acusación.

Herrera Gómez está acusado de incurrir en «mal desempeño en sus funciones», «incapacidad, incompatibilidad o inhabilidad» y «acto de inconducta por violencia de género». El juicio político en su contra surgió a partir de una violenta discusión en la vía pública con su entonces pareja, en la que intervino la policía. El edil terminó detenido, con una orden de restricción en su contra.

Este miércoles hubo una sesión del Concejo Deliberante en el Teatro de la Ciudad, en la que se presentaron dos dictámenes de la Comisión de Juicio Político, uno del oficialismo y otro de la oposición. Para mañana estaba prevista una sesión especial para tratar el tema y el lunes se iba a realizar la votación, pero la actividad en la legislatura municipal fue suspendida a raíz del contagio de COVID-19 del concejal Facundo Puy.

El edil Nazareno Rippa, de Juntos por La Rioja, firmó uno de los dictámenes, en el que avaló la expulsión de Herrera Gómez. Entre otros argumentos, destacó que el concejal nunca negó los hechos y que culpó a la víctima. También le reprochó el haber mentido ante el Concejo, al asegurar que la denuncia había sido rectificada. Y cuestionó la firma de un acuerdo con la denunciante mientras regía la prohibición de acercamiento.

En la otra orilla, el dictamen del edil que representa al PJ en la Comisión de Juicio Político, Carlos Machicote, rechazó la acusación.

Una curiosidad. Herrera Gómez ingresó al Concejo Deliberante en la boleta de Juntos por el Cambio, pero tras el incidente, el oficialismo municipal lo acusó de haber cruzado de vereda y trabajar para el PJ, que ahora tiene la llave para garantizar su continuidad en el cuerpo.

Otra curiosidad. Tras la denuncia por violencia de género que realizó la concejal Ximena Marenco contra el viceintendente Guillermo Galván, en el PJ no tardaron en solidarizarse con la periodista, mientras que en este caso defendieron a Herrera Gómez.

Lo cierto es que Machicote se negó a avalar el juicio político. «No conozco en papel el dictamen de Nazareno Rippa, pero yo tengo otra postura y es que hay que mantener la reserva por respeto a las personas involucradas”, declaró esta mañana a Radio Ciudad.

«Por las pruebas, por los testimonios, el dictamen se cierra y yo aconsejo que no continúe la acusación porque hay que entender que el concejal Herrera Gómez no está acusado”, añadió del concejal. Y remató: “Hay un supuesto hecho de violencia de genero porque no está probado».