Lo afirmó el rector de la Universidad Nacional de La Rioja, Fabián Calderón, tras su participación en el programa periodístico Bajo La Lupa, emitido todos los jueves por Canal 9. Entre los temas abordados, se refirió a la reprogramación del llamado a elecciones previsto para el año en curso.

El Consejo Superior de la UNLaR sugirió prorrogar los mandatos de las 162 personas que fuimos electas en el año 2017, para evitar la acefalía en la universidad”, expresó.

En esa línea, explicó que el máximo órgano colegiado será quien definirá cuándo llevar adelante el proceso electoral. “Cuando estén dadas las condiciones, el Consejo Superior deberá definir un cronograma electoral para llevar adelante este proceso que, en el caso de la UNLaR, a diferencia de otras universidades, estableció una previsibilidad, un plazo que está entre 6 meses como mínimo y 12 meses como máximo, para iniciar el calendario electoral, entendiéndose que sería para el año próximo”, precisó.

Calderón destacó que esta decisión se suma a la del resto de casas de altos estudios que también resolvieron postergar los actos comiciales, como el caso de la Universidad Nacional de Catamarca, la Universidad Nacional de Córdoba, la Universidad Nacional de San Juan, y la Universidad Nacional de Rio Cuarto, entre otras. “Este criterio es un criterio prudente, adecuado a la situación que estamos viviendo y de excepcionalidad, porque es una situación extraordinaria que lleva a las universidades a pensar en la prórroga de estos procesos”, manifestó.

En ese marco, anticipó que el próximo 3 de septiembre se realizará la Asamblea Universitaria “para definir la prórroga de los mandatos”, y especificó: “La atribución de la asamblea de decidir quién sigue y quién no, no corresponde, eso existía en el estatuto anterior. Hemos reformado un estatuto en donde se establece cómo se eligen las autoridades unipersonales y colegiadas”. 

Además, aclaró que, de acuerdo a lo que establece el estatuto universitario, el rector, vicerrector y decanos de los departamentos académicos de la UNLaR, que cumplen con su segundo período consecutivo, no podrán ser reelectos en las próximas elecciones. Idéntica condición alcanza a los miembros del Consejo Superior que fueron consiliarios durante idéntico lapso.

Por otra parte, Calderón destacó la importancia de que la universidad continúe funcionando hasta poder concretar el llamado a elecciones “por encima de las diferencias entre los miembros de la comunidad universitaria, está la institucionalidad, esa es la prioridad”, sostuvo.

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra