Se trata de las 35 familias que tomaron los terrenos del estado municipal, predio donde anteriormente funcionaba el basural municipal, ubicado a unos 2 km al sur de Chepes por ruta provincial Nº 29.

Cabe recordar que hace dos meses, las familias limpiaron y dividieron 35 terrenos en similares dimensiones y se repartieron entre ellos, cuyo propósito fue tomar posesión de esas parcelas a modo de reclamo por una vivienda o al menos contar con un terreno donde poder construir sus casas.

La permanencia de estas familias carenciadas en ese lugar, va depender de la solución que vaya a darle el intendente Cristian Pérez, quien días anteriores manifestó que esos terrenos están totalmente contaminados y no son aptos para vivir en ese lugar.

No obstante, dichas familias decidieron construir precarios ranchos con 4 horcones, cubiertos con cartón y nylon, con la idea de permanecer en ese predio durante el día y por la noche queda un integrante como sereno y custodiando el lugar ante una eventual orden de desalojo por parte de la justicia.

Aquí nos vamos a quedar hasta que nos den un terreno donde construir nuestra casita, somos familias de escasos recursos que vivimos de changas y no nos alcanza el dinero para pagar un alquiler. Por día ganamos 500 pesos y solo nos alcanza para un kilo de carne, imagínese usted cómo podemos hacer para pagar la luz, comprar la ropa para nuestros hijos, los alimentos y pagar un alquiler”, expresó al diario digital El Cronista Marcos Agüero, vocero de las familias.

El Cronista de Chepes