Una de las jóvenes que se desempeña en el COE custodiando las casas donde hay personas contagiadas sufrió un altercado durante la mañana de este jueves.

Se trata de una joven llamada Ana, que se presentó para cumplir con su función en una vivienda del barrio Sociedad Rural, pero fue literalmente corrida por vecinos.

Lo curioso del hecho es que quienes salieron a echarla no eran las personas que vivían en la casa con casos confirmados, sino de la vereda de enfrente, que justificaron su accionar en el miedo a que la joven tenga el virus y los contagie.

“Me corrieron de todos lados, se me vino toda la familia encima”, contó la joven, quien agregó que “eran como ocho personas, siete hombres y una chica, de la comunidad gitana”.

Fuente: Fénix