Una triste situación vivió la familia del tercer paciente fallecido por coronavirus en San Juan. El coche fúnebre en el que trasladarían el cuerpo hacia el cementerio de Caucete fue detenido por un control policial en Capital, porque no presentaban la documentación al día, según contó una familiar de la víctima del virus. El vicepresidente de la Cooperativa de Caucete -propietaria de la carroza-, Jorge Salvá, afirmó que «no es un problema de papeles» y explicó el motivo.

Según comentó Salvá, todo ocurrió cuando se dirigían hacia el hospital Rawson a buscar el cuerpo de la señora fallecida, de 91 años. La familia, que viajaba adelante del coche, sí pasó el control policial ubicado por Avenida de Circunvalación y calle Hipólito Yrigoyen, en Capital. El que no pasó fue la carroza.

«El coche fúnebre si tiene los papeles: Tarjeta Verde y seguro al día. La Revisión Técnica Obligatoria -o RTO- no está pero tenemos un papel donde aparece el turno que nos dieron para sacarla pero por la pandemia nos lo pospusieron para más adelante. Pero si es por la documentación, el auto sí puede circular. El tema fue que no teníamos los cinturones de seguridad», dijo Salvá.

«Incluso -agregó el vicepresidente-, el policía que nos controló nos iba a dejar pasar pero después vino otro efectivo y ese determinó que nos radiaran la carroza por no llevar los cinturones de seguridad. Pero nunca fue por un problema de papeles».

A todo esto, la familia ya había llegado al nosocomio y fue allí que descubrió que el coche no los seguía. Cuando se devolvieron, se encontraron con que había sido retenido por los policías.

Según Salvá, en ese momento hubo otra confusión. «El conductor de la carroza ya se había comunicado conmigo, me había explicado la situación y ya habíamos determinado que saliera el furgón. Después, me volvió a llamar para decirme que la dejara porque la familia se había comunicado con otra gente que les consiguió el furgón de Capital», sostuvo.

También aclaró que no existe un certificado de aptitud vehicular para trasladar fallecidos con coronavirus. «Cada empleado tiene su permiso cuando sale de su casa para ir al trabajo pero un permiso para este tipo de traslado no existe», finalizó.

Según trascendió, la familia de la fallecida afirmó que el caso llegó a oídos de la intendenta de Caucete, Romina Rosas, quien consiguió un furgón de la Municipalidad de Capital para trasladar el cuerpo hacia el departamento del Este.

Tiempo de San Juan