El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, afirmó que para él y para el gobernador Axel Kicillof es «sagrado» el «derecho a la propiedad privada», al diferenciarse de su par nacional, Sabina Frederic, en el marco de la polémica por la toma de tierras.

«La responsabilidad de la seguridad en la provincia es del gobierno de la provincia de Buenos Aires, los bonaerenses tienen que estar tranquilos que para su Gobernador y su ministro los derechos sagrados inviolables son el derecho a la salud y el derecho a la propiedad privada», enfatizó Berni en declaraciones por Radio Rivadavia.

Berni dijo que entiende el «enojo» y la «preocupación» que generaron en los últimos días las distintas noticias sobre tomas de tierras, y resaltó que la usurpación «es un delito» y no hay «dudas».

Al ser consultado sobre los dichos de Frederic, que afirmó que «la toma de tierras no es una cuestión de seguridad», el funcionario bonaerense se diferenció y enfatizó: «La usurpación es un delito, y no porque lo digo yo, sino porque lo dice la ley».

La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, aseguró que el Gobierno nacional mantiene una negociación con los grupos mapuches que toman tierras en Villa Mascardi, en la provincia de Río Negro, y destacó que se está «yendo por el camino del diálogo, porque en 2017 esta misma toma terminó en allanamiento, desalojo y una persona muerta».

En declaraciones a Radio con Vosla funcionaria nacional se refirió así al operativo de la Prefectura desplegado en el año 2017 que terminó con la vida de Rafael Nahuel durante un intento de desalojo de estas tierras en Villa Mascardi.

«La ocupación ocurrió en el año 2017, la justicia ordenó un allanamiento primero de la Policía Federal y luego del Grupo Albatros, que entra al predio y allí ocurre la muerte de Rafael Nahuel», relató Frederic.

«El camino del desalojo -amplió la funcionaria- que ejecutaron fuerzas que dependían de Patricia Bullrich fue un fracaso, porque el desalojo no prosperó y murió una persona», enfatizó la ministra de Seguridad, quien nuevamente protagoniza un nuevo contrapunto con la figura de Berni.