El gobernador Ricardo Quintela brindó ayer una entrevista a Radio El Destape en la que repasó la situación sanitaria en la provincia.

«Estamos bajando un poco la contagiosidad. Tenemos una capacidad limitada para testear, de entre 350 y 400 muestras por día, y tenemos entre 30 y 35 por ciento de positividad. Estamos más o menos controlando», evaluó.

A pesar a de ese panorama, al ser consultado sobre la situación general del sistema, advirtió: «Por acá no llegamos al colapso, pero nos estamos aproximando a estar cerca del colapso».

De acuerdo a los datos brindados ayer por el Ministerio de Salud provincial, el porcentaje de ocupación de camas de los hospitales Vera Barros y Virgen de Fátima es del 69 y 68 por ciento, respectivamente.

Por otra parte, Quintela resaltó la merma en la tasa de letalidad de la provincia, que sigue siendo alta, pero descendió considerablemente. De acuerdo al informe de ayer, la provincia acumula 2.472 casos y 134 fallecidos, lo que arroja una tasa de letalidad del 3,85 por ciento.

Dijo al respecto: «Estamos más o menos controlando. Tuvimos un nivel de letalidad que fue importante al principio y está mermando«.

En cuanto a los motivos, planteó la alta incidencia de las enfermedades que potencian la pandemia a nivel local. «La provincia está encabezando algunas patologías de base, como obesidad, hipertensión y la diabetes, que nos llevan a tener una mortalidad importante», evaluó.