Juan Carrizo, más conocido como Pipa, comienza su relato explicando: “Un día miércoles del mes de agosto, más precisamente el día 12, estaba en el trabajo y me sentía con un poco de fiebre. Me retiré de la fábrica, y me aislé en mí habitación para proteger a mis padres, que son grandes de edad”.

“A partir de ese día hablé al 107 para que me hagan el test, mientras tanto empecé a sentir dolor de cuerpo, ojos, y dolor cervical, esos fueron los síntomas que tuve el día viernes 14 de agosto. Me dijeron que vaya a realizarme el hisopado a las 15, y cumpliendo todo el protocolo regresé a mí casa, a mí habitación. Mi familia me llevaba todo con barbijo. El domingo 16 me llaman a las 18 y me confirman que el resultado era positivo, fue la sensación más fea que uno podía sentir, algo que no se explica”, indicó.

Agregó que ese día domingo “me vinieron a buscar gente del COE para aislarme en un hotel por mis papás, porque tienen patologías de riesgo, así que estuve 14 días en el hotel, solo, sin poder salir de la habitación, salvo para buscar la comida o cuando venían a controlarme. Todo sin poder ver a mi familia, sin poder estar con mi hijo, solo por videollamadas. Pasé por muchas situaciones, llorar, extrañar, razonar y ver que estaba con una enfermedad de la que todo el mundo habla. Saber que podía también perder a alguien querido y eso me hacía pensar muchísimas cosas, una situación difícil”.

Sostuvo que en esos días “tenía muchísimo dolor de cabeza, perdí el olfato y muchas náuseas, pero siempre notaba que cada día que pasaba sentía una mejora. Hasta que finalmente me dieron el alta. Ver a mis seres queridos que estaban gracias a Dios muy bien fue el día que tanto esperaba para poder abrazarlos y pedir perdón por lo que habían pasado”.

Extrañar

Carrizo contó que lo que más extraña “es poder jugar un torneo de pádel, poder viajar, a jugar en otras provincias, salir a comer con amigos, a tomar un licuado con mi hijo, y no usar el barbijo”.

El mensaje que les daría a mis amigos y a los jóvenes en general es que sigan aguantando un poco más. Aguantemos un poquito más solo para poder pasar las fiestas en familia y cuidar a nuestros seres queridos (papás, tíos, abuelos, hermanos). Son los que más chance tienen de pasarla mal con este virus Covid-19, un esfuerzo más, tratar de no salir a juntarse a comer un asado o tomar unas cervezas” señaló.

Pedido

Pipo Carrizo finalmente envió un mensaje solidario “a todas las personas que tuvieron Covid-19, por favor pedir que llamen para donar plasma, para que la gente que la está pasando mal pueda recuperarse y todos juntos podamos superar este virus que tan mal nos hace. Yo en particular tuve la dicha de poder ayudar a alguien que lo necesita”.

Fuente: El Independiente

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra