Según lo expresó el abogado Emilio Pagotto, este viernes José Moreno debía operarse y en el Hospital Vera Barros pusieron diferentes trabas y la cirugía no se llevó a cabo.

José Moreno es uno de los choferes que se manifestaba el día de la represión policial. Recibió 15 perdigones a menos de 2 metros de distancia en sus dos piernas y en la cintura. Producto de estas lesiones, Moreno debía someterse a una cirugía para extraer las balas de goma.

Pagotto relató que cuando estaban por operarlo, no lo hicieron aduciendo que faltaba un oficio judicial, teniendo en cuenta que se trataba de heridas producidas por un hecho violento. El abogado contó que gestionó el oficio y que dicho documento llegó con un policía al hospital.

Sin embargo, durante todo el día no se realizó la operación y tanto el abogado como el chofer están muy disgustados y molestos, dado que se pone en peligro la vida del hombre, sumado a que está muy dolorido.

Fuente: Fénix