La Secretaría de Ambiente de la provincia realizó este lunes la presentación de una denuncia penal por la comisión del delito de incendio de bosques, a raíz de los incendios provocados de forma deliberada en la zona de Sierra de los Quinteros, en el departamento Ángel Vicente Peñaloza.

Al respecto, el secretario de Ambiente Santiago Azulay, explicó a Nueva Rioja que de decidió accionar por vía judicial «porque entendemos que se trata de un delito configurado y hay elementos suficientes para que se promueva acción penal en contra de las personas que ya fueron denunciadas por los mismos vecinos de Sierra de los Quinteros«.

En este sentido detalló que «son tres supuestos autores y ya contamos con testimonios e informes que dan cuenta de las 2700 hectáreas de bosque nativo que se quemaron a raíz del accionar de esta gente». 

Asimismo expresó que lo sucedido, «creemos que se trata de un ecocidio, porque en la situación de provincias áridas como la nuestra, con un equilibrio ecosistémico muy débil, si a ese equilibrio se le restan 2700 hectáreas de biodiversidad en esta zona de Sierra de los Quinteros, que es donde nacen las cuencas hídricas donde se alimenta de agua potable para todos Los Llanos, creemos que no es una cuestión menor lo que sucedió».

Azulay explicó que el ecocidio «es un delito de proporciones ambientales o ecológicas y acá el bien jurídico es la protección de la biodiversidad, esto es, los bosques, la flora, la fauna. Lo más triste de todo esto es la recomposición; tarda años en volver a generarse un bosque nativo y esto, en el escenario en el que estamos, de cambio climático, coloca al Estado en la situación de generar grandes inversiones en medios técnicos y humanos; coloca a los pobladores en riesgo sobre sus vidas y sus bienes, y esto no es justo que sea así porque 2 ó 3 personas se les ocurrió prender fuego en las quebradas».

Sobre esto último, el funcionario expresó que desde su punto de vista «se trata de una acción deliberada y dolosa con la clara y abierta intención de prender fuego, por lo tanto debe ser sancionada por la justicia. Nosotros tenemos confianza en el Poder Judicial, a los efectos de que Fiscalía promueva acción penal, que entendemos, ya está promovida. Tenemos la esperanza que así sea para que este tipo de acciones no sucedan más».

Azulay destacó seguidamente el trabajo de todas las áreas gubernamentales. «Tuvimos que contratar aviones hidrantes, recurrir al enorme esfuerzo y trabajo de los bomberos, a quienes agradezco profundamente; al igual que el Intendente y todas las autoridades que trabajaron. El gobernador dispuso que en el acto se envíen por medio del ministerio de Producción y Ambiente los equipos de alfa y maíz que sean necesarios para alimentar al ganado. Además, por supuesto, el Estado estuvo apoyando a los bomberos voluntarios y brigadistas de Defensa Civil, con todas las áreas dispuestas para tal fin con tratar de salvar el ambiente y la biodiversidad».

Finalmente, el titular de Ambiente de La Rioja reflexionó que «es fundamental que la gente entienda que en la época en la que estamos, con altas temperaturas, la escasez de lluvias la gran sequía, los vientos; hacen realmente propenso que cualquier fuego mal apagado o accidente de ese tipo pueda transformarse en una catástrofe. Pedimos que seamos cuidadosos y respetuosos».

Fuente: Nueva Rioja