De manera escandalosa, finalizó de manera abrupta la sesión especial del concejo deliberante de capital, en la cual se leyeron los fundamentos de los dictámenes en relación a la situación del concejal Gerardo Herrera Gómez, que fue denunciado por violencia de género.

Debido a los incidentes, a las 12.17 se levantó la sesión por falta de seguridad, según anunció el viceintendente Guillermo Galván, quien manifestó que se determinó un cuarto intermedio para el viernes a las 9.30.

En el marco de una acalorada discusión entre ediles, un grupo de manifestantes irrumpieron en el Teatro de la Ciudad, al grito de “fuera Fredy” y “no son peronistas”.

Tras los incidentes, el edil Enrique Balmaceda, estimó que “es una vergüenza lo que sucedió hoy”, y remarcó que “el peronismo rompió todos los acuerdos. No se respetaron los procesos y no vamos a ser cómplices”.

Viviana Diaz consideró que “es gravísimo lo que sucedió hoy”, y apuntó contra los ediles peronistas: “no tienen códigos, se olvidaron de la víctima”.

Por su parte, el viceintendente Guillermo Galván explicó que “estaba prevista una sesión especial donde se iban a tratar los dos dictámenes. Habíamos acordado un orden del día, pero el PJ pretendió desestimar la conformación de un tribunal. A eso se sumó un hecho de inseguridad por personas que ingresaron, por lo que no están dadas las condiciones de seguridad”.

“Es lamentable, absolutamente condenatorio lo que sucedió hoy, pero no pudo consentir una sesión en la cual se viola la ley. Johannsen queria que hoy se vote, obviando un paso que es la conformación de un tribunal. Queria exculparlo para que no vaya a juicio politico”, analizó luego y remarcó que “hay que darle continuidad a esta sesión”.

Por su parte, el concejal Carlos Machicote dio su versión de los hechos: “ingresaron los manifestantes, pero nunca fueron irrespetuosos, no había motivos para levantar la sesión”, al tiempo que hizo responsable a Guillermo Galván: “el responsable de la seguridad es él, la institución termina mal”, expresó.

“No podemos interrumpir una sesión por una avidada. Esto es una burla para los vecinos. Queremos sesionar ahora porque no hubo ninguna agresión”, remarcó y sobre la carta presentada ayer por la víctima, hasta dudó de su veracidad. “Yo no se si la firma es de ella. La carta la dejó un hombre”.