Rusia comenzó este sábado a vacunar a la población contra el coronavirus con la Sputnik V, que también se aplicará en la Argentina.

La viceprimera ministra rusa Tatiana Golíkova, encargada del plan de vacunación, difundió un dato desconocido hasta el momento sobre la vacuna.

La funcionaria explicó «que los vacunados deben evitar los lugares públicos y reducir la ingesta de medicamentos y alcohol, que podrían inhibir el sistema inmunológico, dentro de los primeros 42 días» después de haberse aplicado la primera de las dos dosis.

Según detalló la agencia Reuters, Golíkova detalló que “la vacuna Sputnik V se administra en dos inyecciones, y se espera que la segunda dosis se administre 21 días después de la primera”.