En las últimas horas, se viralizaron en las redes sociales imágenes de una fiesta y cena de fin de año de integrantes de la comisaría primera de Chamical, en la que participaron más de 50 personas y que causó quejas de los vecinos por el supuesto incumplimiento de las medidas de bioseguridad.

EL FEDERAL habló con el segundo jefe de la Unidad Regional, comisario inspector Carrizo, que estuvo en la fiesta y aseguró que el municipio autorizó la fiesta.

Las polémicas fotos y videos fueron publicadas por el mismo salón de fiestas donde se realizó la reunión, llamado Complejo Las Marías, de Chamical, desde el cual aclararon que están autorizados para funcionar, incluso el espacio cerrado.

Según las últimas disposiciones del COE de Chamical, actualizadas hace 10 días, los salones de fiestas pueden programar eventos «al aire libre y con una concurrencia máxima de 50 personas», hasta las 2 de la mañana (aunque luego se habría extendido una hora el horario de funcionamiento, pese a que la municipalidad no lo informó en sus redes sociales). El COE provincial sí autoriza el uso muy limitado de salones de fiesta cerrados, pero la normativa que rige en este caso es la municipal.

Las imágenes prueban que se habrían infringido las reglas, como el mantenimiento del distanciamiento social. No queda claro si en Chamical está autorizado bailar en las fiestas, algo que a nivel provincial está expresamente prohibido. Tampoco qué ocurre con los espacios cerrados, cuyo uso en general no estaría permitido, pero sí en el caso de este salón, según informó el propio complejo.

En la imagen hay 40 personas en un salón cerrado.

Las imágenes produjeron una reacción de los vecinos de Chamical, que se quejaron porque «estos mismos policías son los que a media noche recorren los bares para detener a gente y cerrar negocios», según dijeron a EL FEDERAL.

Ante los reclamos, el comisario inspector Carrizo dijo a EL FEDERAL que la fiesta estuvo autorizada por el municipio de Chamical. «Hubo todos los cuidados de distanciamiento, toma de temperatura en la entrada y gel higiénico», expresó.

Al ser consultado sobre quién autorizó la reunión, Carrizo expresó: «Fue la municipalidad que nos autorizó, y tendremos otra para el 24, con la invitación a jefes y funcionarios provinciales, como el gobernador«.

«Estuve presente en la fiesta, una fiesta que vimos que era necesario para todos los efectivos que tuvieron un año trabajando duro con la problemática de la pandemia, y que pudieran compartir con la familia», agregó.

Sobre las condiciones del lugar, indicó: «Si bien el lugar era cerrado, habían cuatro portones abiertos y con ventiladores [NdR: el uso de ventiladores no está aconsejado]. Las mesas eran amplias y con pocas personas, y hubo aproximadamente unas 40 ó 50 personas«, finalizó.

Para cerrar, una curiosidad. Hace unos días, mientras los COE de todo el país aconsejan que los eventos sociales sean al aire libre, desde el Complejo Las Marías propusieron que el 24 y el 31 se habilite el complejo Peda Club «para concentrar la gente y los jóvenes en un solo lugar cerrado, con todas las medidas de protocolo, para que no anden haciendo juntadas en diferentes lados de la ciudad».