La Cámara de Diputados prevé debatir el próximo martes 29 de diciembre el proyecto de ley de Movilidad Jubilatoria, en la última sesión del año, que también incluiría el tratamiento de temas como el de blanqueo de capitales y producción para la construcción y el de cobertura y promoción del crédito hipotecario, según fuentes parlamentarias.

El proyecto de ley que modifica la fórmula de aumento de los haberes previsionales sería el tema principal de la próxima sesión, teniendo en cuenta que no se prevé actividad para lo que resta de esta semana y para la próxima.
El kirchnerismo no contaría todavía con los votos para aprobar el recorte a los jubilados, pero el presidente de la Cámara, Sergio Massa, confía en conquistarlos para entregarle la ley al kirchnerismo antes de fin de año.Desde el sector de Roberto Lavagna anticiparon que no votarán el proyecto tal como se sancionó en el Senado.

Los tres diputados lavagnistas y los dos santafesinos de raíz socialista que integran el interbloque Federal adelantaron que rechazarán el proyecto de reforma jubilatoria que llega con media sanción del Senado. Además aseguraron que presentarán una iniciativa propia, que contemple en el índice la evolución de precios y costo de vida, eliminado del cálculo de movilidad del Poder Ejecutivo.

El lunes 28 las comisiones que analizarán el tema (Presupuesto y Previsión) emitirán dictamen, y un día después el tema llegaría al recinto. Es que ambas instancias requieren presencialidad y los diputados acotarían los tiempos de trabajo para no tener que viajar dos semanas seguidas a Buenos Aires, en el caso de aquellos que viven en provincias alejadas.

En la compacta agenda, los referentes del Frente de Todos evalúan incluir, además, el proyecto de ley blanqueo y producción para la construcción; el de cobertura y promoción del crédito hipotecario; la ley de instrumentos financieros en pesos y el proyecto de sostenibilidad de la deuda externa, dijeron los voceros parlamentarios.

De estos cuatro proyectos enviados por el Poder Ejecutivo, los tres primeros ingresaron por Diputados y aun no fueron tratados en comisiones; en tanto que el restante ya cuenta con la aprobación del Senado y también debe ser dictaminado en la Cámara baja.

Este último proyecto dispone que el Congreso debe autorizar el endeudamiento cuando supere los límites establecidos en el Presupuesto y que los futuros acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) deban ser aprobados por el Parlamento, a la vez que prohíbe la emisión de deuda para financiar gastos corrientes.