Siendo la hora 23:05, Bomberos Águilas de Acero, se dirigen por calle Entre Ríos y Neuquén, del barrio San Martín, donde había un menor ahogado con un cuerpo extraño.

En un domicilio particular, se encontraba un menor de apellido Lázaro de 5 años de edad, quién se encontraba comiendo un caramelo y con el que se habría ahogado.

La obstrucción provocada por el caramelo, habría activado el reflejo de la tos, lo que provocó la desobstruccion, para terminar tragándolo sin consecuencias algunas, ante la desesperación de sus padres.

En primeras instancias, trabajó personal de Bomberos Águilas de Acero, hasta la llegada del Servicio 107 base 1, a cargo de la Dra. Agüero. También intervino personal policial de jurisdicción.