[REDACCIÓN EL FEDERAL] Mientras la Casa Rosada empieza a pensar nuevas medidas para frenar la suba de contagios en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, el descenso de casos llevó ayer a La Rioja a tener menos de 100 casos activos, por primera vez en meses.

Ayer se confirmaron 7 casos nuevos, sobre las 65 muestras procesadas. Fueron cuatro en la capital provincial y dos en Chilecito. Con los 10 pacientes que fueron dados de alta, la provincia llegó a 99 casos activos. Sobre un total de 9.236 casos acumulados desde el inicio de la pandemia, se recuperaron 8.711 personas.

Hubo, sí, una muy leve suba de casos en los últimos tres días, que fue al compás de un aumento de los test realizados. El viernes pasado fue un caso atípico: no hubo casos positivos. El dato se emparentó con el día: 25 de diciembre, Navidad. El fin de semana siguiente hubo 11 casos nuevos, y el lunes sólo dos. El martes saltaron a 9, fueron 8 el miércoles y el último día se constataron una veintena de casos.

¿Toque de queda?

A nivel nacional, los medios porteños especulan con la posibilidad de un “toque de queda sanitario”, a partir de las palabras del infectólogo Eduardo López, a pesar de que el presidente Alberto Fernández descartó un “toque de queda” estricto, como ocurre en varios países de Europa.

Lo que está claro es que se vienen restricciones y esperan la «foto de situación» del 5 ó 6 de enero para empezar a notar los efectos de las fiestas de fin de año y planificar qué hacer en el corto plazo.