[REDACCIÓN EL FEDERAL] La senadora Clara Vega todavía no dio explicaciones sobre su ausencia a la hora de votar el proyecto de legalización del aborto en Argentina.

La legisladora había manifestado en numerosas entrevistas que iba a votar en contra, pero cuando tomó la palabra durante la sesión brindó un discurso relativamente ambiguo y finalmente se ausentó de la votación, lo que en la práctica significó un apoyo al proyecto.

La versión más firme que circuló entre periodistas es que poco antes de la votación, un dirigente acercó a Vega a la Casa Rosada y que la senadora negoció «algo». Todo indica que fue apoyo al polémico proyecto que busca quitarle el presupuesto a la sede de la UNLAR de Aimogasta para crear una nueva universidad.

Desde la sesión, Vega, que suele ser bastante activa en redes sociales, sólo hizo un post el 31 de diciembre sobre el Tinkunaco y otro, poco después, a raíz del Año Nuevo. No escribió nada sobre política y, menos, sobre el tema del aborto.

Los motivos de su repentino cambio de postura siguen siendo un misterio más que sugestivo, aunque el silencio suele decir muchas cosas, a veces, más que las palabras.