El presidente volvió a pedir a los más jóvenes que cumplan con las normas sanitarias para no tener que aumentar las restricciones. Lo dijo en video conferencia, del cual participó el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela.

“La pandemia no se ha disipado”, advirtió el presidente Alberto Fernández desde la Residencia de Olivos, en el marco de un acto de puesta en marcha de las primeras 30 obras públicas de 2021.

Volvió a apelar a la responsabilidad social y apuntó cuáles son los efectos de una merma en la curva epidemiológica si la ciudadanía no retoma las medidas de cuidado ante el avance del coronavirus: “Tenemos un verdadero desafío como sociedad. Si en verdad no queremos volver atrás y dar este paso hacia adelante para ponernos de pie lo que más necesitamos es que todos tengamos responsabilidad social: cuidarnos nosotros para cuidar a quien tengo al lado. Si esto no pasa, el riesgo de que todo vuelva a paralizarse existe y nadie quiere que eso pase en la Argentina”.

El mandatario habló durante ocho minutos. Cerró la videoconferencia que condujo el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y que contó con la participación de los gobernadores de La Pampa, Sergio Ziliotto; de La Rioja, Ricardo Quintela, y de Santa Fe, Omar Perotti, además de una veintena de intendentes municipales, y funcionarios nacionales y provinciales.

Dedicó más de la mitad de su discurso a la amenaza del rebrote. Calificó el escenario actual -con casi seis mil contagios diarios, 1.640.718 positivos y 43.482 muertes desde el comienzo de la pandemia- como “muy complejo” y se dirigió, particularmente, a los jóvenes.