El presidente electo Joe Biden no es el único que recibe fanfarria y custodia por el Servicio Secreto cuando entra en la Casa Blanca, su perro adoptado, Major, (Mayor en español), está siendo honrado por el refugio que lo tuvo hasta que el nuevo presidente de Estados Unidos, lo adoptara.

Los Bidens adoptaron a Major, un pastor alemán, en el 2018 de la Delaware Humane Association (DHA). El perro está registrado como Major Biden. El refugio de perros y el seguro de mascotas ahora están organizando un evento virtual para celebrar al primer perro adoptado en la Casa Blanca.

Major

El refugio lo llama la «fiesta virtual más grande para perros». El evento de «indogeration» está programado para el 17 de enero, tres días antes del Día de Inauguración, y será presentado por Jill Martin de «Hoy» de NBC.

Se requiere una donación mínima de $10 dólares para unirse al evento por Zoom y todas las ganancias van al DHA. Aunque Major es el primer perro adoptado en la Casa Blanca, no es el primero que fue rescatado. Antes de que Major, estuvo Yuki, un cachorro de raza mixta abandonado por su dueño en una gasolinera en Texas y rescatado por la hija del presidente Lyndon B. Johnson, Luci. También el gato de la familia de Bill Clinton, Socks, también fue adoptado de un refugio de rescate.

Y Major no será el único canino en la Casa Blanca. Los Bidens también tienen a Campeón, otro pastor alemán.