Caída de árboles en autos, postes del tendido eléctrico, voladura de techos y carteles fueron alguno de los problemas que enfrentaron muchos vecinos de varios barrios de la capital riojana.

El fuerte calor que azotó a la provincia, además del centro y norte del país, desembocó anoche en una fuerte tormenta de viento que provocó problemas en el servicio eléctrico y la caída de árboles en numerosos barrios de esta Capital. 

El viento afectó a varias zonas de la ciudad y el interior y provocó en varios sectores la caída arboles. La foto refleja el panorama en la zona céntrica de la ciudad, donde las fuertes ráfagas provocaron la caída de un árbol de gran porte sobre calle Dalmacio Vélez y avenida Juan Domingo Perón.

En la Plaza 25 de Mayo se derrumbaron al menos dos antiguos árboles, así como en otras zonas de la ciudad, como en Vargas y el barrio Municipal.

Además, las fuertes ráfagas de viento derrumbaron un poste de Edelar en la calle Joaquín V. González  en la esquína del club Riachuelo. El fuerte viento del oeste disipó las  tormentas que se habían anunciado para la noche de ayer.

«A raíz de las inclemencias climáticas que ocasionaron fuertes ráfagas de viento los que provocaron daños materiales en distintas zonas donde ya se encuentra trabajando personal de Defensa Civil, la Policía de la Provincia, los Ministerios de Desarrollo, Igualdad e Integración Social y de Agua y Energía así como otras áreas operativas del Ejecutivo por lo que llevaron  tranquilidad a la población a quien le solicita que evite circular», informó el gobierno provincial. 

El subsecretario de Defensa Civil, Fabián Tapia, sostuvo que  «la mitad de la ciudad se vio afectada por el temporal donde se presentó caída de árboles, postes del tendido eléctrico. Los mayores reclamos que se presentan son por cortes en el suministro de energía eléctrica».