En un comunicado que emitieron tras el femicidio de Melina Rojas, en Olta, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia sostuvo que “hay que fortalecer los mecanismos de seguridad, protección y atención, previendo el peor escenario que se puede desencadenar en estos casos y otros similares. De ese modo se tiene la guardia alta y se evitan negligencias y flexibilidades, que terminan dejando rendijas abiertas para el acto criminal”.

Además, subrayaron que no hay que “acostumbrarse al femicidio como noticia, tenemos que generar conciencia entre todxs y dispositivos eficaces que frenen y erradiquen la violencia contra las mujeres”.

Asimismo, expresaron que luego de mantener una comunicación con la familia de Melina, “nos permite confirmar la sensación, de que una vez más, fallaron los dispositivos de denuncia y protección de la victima de violencia y amenazas”.

“Basta de muerte:  no sea una reacción solo emocional. Que sea el compromiso de todos los órganos del Estado y la Sociedad por plantarnos y rebelarnos frente a la agresión, la violencia y el asesinato con herramientas institucionales que salven las vidas de todxs, especialmente de las mujeres”, reza el comunicado.