El caso se conoció ayer. Finalmente el abuelo de apellido Arancibia, pudo recuperar su casita en el barrio Coopegraf, luego que su vivienda fue usurpada por un hombre que por medio de engaños le hizo firmar documentos falsos.

La noticia fue confirmada a la periodista Nadia Araya por el doctor, Adrián Vedia.

Por orden judicial se llevó a cabo el desalojo del jardinero, Andrés Agüero, quien hizo firmar un documento al abuelo de 93 años y se quedó con su casa. Se ordenó también la instrucción por el delito de abuso de confianza. Al abuelo lo ayudó una remisera que lo vio mal cuidado y lo ayudo a hacer la denuncia.

Por otro lado una vecina de apellido Zapata le dio albergue, comida y cuidados por 8 meses que duró el calvario de tener una persona de su confianza que se quedó con su casa.

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra