Un testigo clave del caso “Kike” Gaitán, quien con sus dichos complicó al imputado, y también a sus dos hermanos, Alejandro y Roxana, acusados por encubrimiento, conto su verdad.

El testigo se identificó como Javier Castro, quien dijo que su señora es sobrina de Roxana Gaitán, la hermana de “Kike”.

Contó que la noche que desapareció la nena, Alejandro, Roxana, su esposo y el mismo “Kike” Gaitán lo hablaron para intentar elaborar una estrategia y ocultar el aberrante hecho.

Querían hacer demostrar que mi nena era la hija de ‘Kike’ y que había estado con él, haciendo hincapié en que la nena tenía una campera roja”, narró el hombre.

“Pensamos que era una pelea de pareja, no que era algo tan grave y por eso en principio declaramos eso, pero cuando nos enteramos de lo que había pasado, fuimos a la policía y contamos todo”, detalló.

“Nunca nos imaginamos que le podían hacer semejante daño a una criatura. Yo tengo una hija y me pongo en el lugar de los padres de la víctima”, agregó sobre los motivos que lo llevaron a contar la realidad de los hechos.

Sobre el momento en que se enteró de la verdad, dijo que estaba haciendo un trámite en vivienda, y mientras escuchaba radio, se enteró que había aparecido una nena cerca del aeropueto. “Ahí automáticamente volví a mi casa, busqué a mi mujer y fuimos a declarar a la policía”, manifestó y añadió que después de eso, “desde mi casa la llevaron detenida a Roxana Gaitán”.

Sobre la estrategia que quiso implantar la familia Gaitán, contó que “Roxana le pedía a mi señora que siga diciendo que era la pareja de Kike Gaitán, y que él andaba con su hija, que era la mía con una campera roja”.

“Cometimos un error en hacerles un favor, pero logramos repararlo”, remarcó Castro, quien complicó la situación de los hermanos del principal imputado. “Me pareció raro que si no tenían nada que ver, porque quisieron tapar algo”. Al mismo tiempo, consideró que ambos deberían estar presos al igual que “Kike”.

Fuente: Fénix

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra