[REDACCIÓN EL FEDERAL] Un cronista de EL FEDERAL corroboró la semana pasada que las licencias de conducir en la capital riojana se entregan sin la realización de exámenes prácticos y, en muchos casos, sin test psicológico.

Este medio se acercó al Cepar Sur tras recibir la denuncia de una vecina, que contó que le dieron la licencia luego de realizar, solamente, el examen teórico y un chequeo de la vista. Ante la consulta informal, una empleada confirmó que desde que comenzó la pandemia se suspendieron los exámenes prácticos.

Asimismo, aclaró que la psicóloga sólo asiste tres veces por semana durante la siesta, y que a las personas que van el resto de los días o en otros horarios no les realizan los test para ver si están psicológicamente capacitadas de conducir vehículos sin poner en riesgo su salud y la de los demás.

Quizás semejante incumplimiento legal sirva para explicar una parte del problema de la inseguridad vial en La Rioja: la falta de los conocimientos más básicos para conducir.

Motos adelantando autos por la derecha o una absoluta falta de respeto al peatón son algunos de los inconvientes que cualquiera que conduzca por la capital provincial puede ver a diario en sus calles, donde se multiplicaron los accidentes de tránsito a medida que se liberaron las actividades, luego de las primeras fases de la pandemia.

El conflicto es tan grave, que la semana pasada desde el propio Hospital Vera Barros alertaron que los heridos en accidentes de tránsito están saturando las camas de terapia intensiva, las mismas que se están preparando para recibir la segunda ola de la pandemia.

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra