Tuvieron que cavar la tumba de su padre porque “el hombre del cementerio estaba en estado de ebriedad”

0
541

Un medio radial de la ciudad de Chepes, pudo acceder este lunes a un testimonio estremecedor, respecto de la manera en la cuál las autoridades del departamento Rosario Vera Peñaloza, se manejaron con un paciente diagnosticado con COVID-19 y que lamentablemente falleció el pasado sábado en la capital.

Nancy Ibañez publicó en la mañana del lunes un posteo mediante la red social Facebook donde detallaba de manera pormenorizada la odisea y el dolor que les había tocado atravesar como familia tras el fallecimiento de su padre Oscar Ibañez de 70 años de edad en la capital provincial durante el fin de semana.

En el texto redactado exponen todos los padecimientos que debieron soportar, que van desde extravío de muestras, falta de información respecto a la salud de su padre, y un párrafo aparte para lo que fué el traslado del cuerpo y sepultura en el cementerio de nuestra ciudad el sábado en horas de la noche.

Tras conocer este lamentable hecho RADIOMETRO pudo dialogar en exclusiva con Nancy y Luis, ambos hijos de don Oscar quienes aportaron algunos otros detalles que hacen aún más repudiable el accionar de quienes deberían preocuparse mínimamente por las personas que son derivadas desde nuestra ciudad a la capital, máxime si está falleció con diagnóstico y prueba positiva de COVID-19, independientemente de que la causal fuese un paro cardiorespiratorio según el informa médico.

Nancy expresó que “en todos los llamados que recibíamos nos decían que estaba bien, que no tenía ningún síntoma, pero el sábado 27 la llaman a mi hermana a las once y media y le dicen que había tenido un paro, y minutos después nos dicen que había fallecido” . Los hermanos con mucha entereza explicaron como se dio el momento de trasladar el cuerpo a nuestra ciudad y la llegada el cementerio, “se manejan re mal en todo, el hombre del cementerio estaba en estado de ebriedad, todo lo hizo mi hermano, eso me duele en el alma, como es posible que su propio hijo deba estar cavando la fosa de su padre, encima después fuimos a verlo y estaba la mitad destapado, faltaba un montón de tierra“, lo que inmediatamente lleva a la pregunta ineludible sobre la efectividad de protocolos, ya que Luis al momento de cavar la fosa solo contaba con un barbijo y ningún equipo de protección especial.

Ante lo sucedido Luis relató que al día siguiente “fuimos a verlo y estaba igual que como lo dejamos la noche anterior, si supuestamente no podemos ni siquiera llegarnos al cajón nada y tuvimos que terminar de enterrarlo nosotros, es una vergüenza, supuestamente la fosa debe estar dos metros cavada pero la fosa no tenía ni cincuenta centímetros, ni a la rodilla le llegaba a él“.

La familia también planteó su desconfianza de que haya fallecido de COVID, “ni el director del hospital sabía que mi viejo había fallecido de COVID, nosotros avisamos al encargado del cementerio, porque el nos preguntó si había que ponerlo en una fosa o en un nicho, y ahí se dió cuenta que era por el virus”.

En las estadísticas que se brindan desde el COEM departamental don Oscar Ibañez no figura como fallecido por coronavirus, “por eso nos hace desconfiar que haya fallecido de eso, porque no figura en ningún lado”. La familia reside en nuestra ciudad desde el año 2012, pero son oriundos de la localidad de Santa Cruz.

Aquí la nota completa:

Fuente: Radio Metro de Chepes