[REDACCIÓN EL FEDERAL] El ex jefe del Ejército, César Milani, denunció que «elementos residuales» de inteligencia espiaron a jueces de La Rioja durante el gobierno anterior y criticó con dureza al senador Julio Martínez y al secretario de Derechos Humanos provincial, Délfor «Pocho» Brizuela.

En una entrevista con Radio Fénix, Milani vinculó el reciente robo que sufrió en su vivienda a una causa por espionaje en los tribunales de Lomas de Zamora, en la que él es querellante por supuestamente haber sido víctima de inteligencia ilegal.

El polémico ex militar, que dividió las aguas en los movimientos por los derechos humanos, no escatimó cuestionamientos a dos de sus críticos en La Rioja: «Pocho» Brizuela y Julio Martínez.

Sobre el funcionario, dijo que es un «inútil», «difamador» y «calumniador», mientras que al senador lo trató de «caradura» y «calumniador».

Aseguró, en esa línea, que las causas en su contra en La Rioja y Tucumán fueron armadas, y que los jueces fueron espiados.

Milani fue absuelto en ambas causas a fines de 2019, lo que fue repudiado por organizaciones de derechos humanos y familiares de las víctimas.