Luego del polémico accionar del concejal de Chilecito, Federico Zalazar, quien estaba alcoholizado cuando manejaba un vehículo oficial y tuvo un accidente, el edil salió a “aclarar” la situación, minimizando el hecho y asegurando que no tiene intenciones de dejar su banca.

“Quiero dar una explicación, no tengo nada que esconder, sigo cumpliendo con mis funciones”, dijo en primer lugar.

Luego agregó que “quiero aclarar algunos detalles”, y remarcó que “tengo el apoyo de los concejales, no solo de mi espacio. Me sentí acompañado por mis compañeros”.

Sobre el hecho en sí, quiso minimizarlo, al manifestar que “es algo que le puede pasar a cualquiera”, y que “ya pagué mi contravención estando detenido”.

“Desgraciadamente le puede pasar a cualquiera”, reiteró, tomando el hecho con mucha liviandad.

En relación al accidente en sí, dijo que “la justicia me dio la derecha a mí, porque dijo que no tuve nada que ver”, y luego intentó manifestar su preocupación por el joven que fue atropellado en el hecho.

“Lo primero es la salud del chico, que él esté bien, por una cuestión humana. Afortunadamente se está recuperando y no sufrió lesiones graves”, completó.

En relación a su banca, solo indicó que “se va a resolver según lo que determine el reglamento interno del concejo deliberante”.

Volviendo al hecho de haber conducido con alcohol en sangre, le restó importancia al manifestar que “brindé con mi señora”, y que luego “pagué la contravención que tenía que pagar”.

Fuente: Fénix