Una situación que se repite cada vez más. La usurpación de viviendas ante las precarias condiciones sociales de mucha gente ante la pobreza, la falta de trabajo, y sin oportunidades de crecer.

Sara y su bebé se encuentran atravesando un difícil momento tras ser desalojados de una vivienda que habían usurpado hacía un tiempo en la zona norte de la ciudad.

“Yo vivía con mis hermanas y teníamos varios problemas, sin tener donde ir decidí venir a hacer algo que no se debe: usurpar una vivienda. Los vecinos me ayudaron, fueron muy buenos conmigo y estoy agradecida con ellos”, contó Sara.

Explicó que el dueño de la vivienda se hizo presente y le pidió que desaloje el lugar, “me dijo que la próxima no venía por las buenas”.

Ante la situación una mujer se ofreció a brindar alojamiento a Sara y su hijo unos días hasta que consiga un lugar donde vivir, esta noche nos vamos a quedar en la casa de una mujer que me ofreció una habitación“, contó la joven.

Aquellas personas que deseen colaborar con Sara pueden contactarse al 3804619032.

Tiempo Popular

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra