elfederalonlinee


En los últimos días los gobernadores que incluye al gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela entre los mandatarios del Norte, insisten en eliminar del calendario electoral a las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO).

Para tal pedido, los gobernadores imponen como plazo máximo que en agosto se efectivice esta instancia de las elecciones primarias.

Pero ahora sumaron un plan B: la posibilidad de aplazar el calendario electoral -un mes por lo menos- para evitar que la campaña de vacunación contra el coronavirus se superponga con la campaña electoral.

«Tenemos que tomar una decisión para tener un horizonte despejado en febrero… marzo como máximo», lanzó hoy Capitanich en diálogo con los periodistas acreditados en la Casa Rosada. Y agregó: «Hay que definir si (las PASO) se van a sostener o si se va a promover su suspensión. También está el tema de la fecha, porque es probable que frente a una pandemia que todavía está lejos de extinguirse sea necesario tener mejores condiciones sanitarias. Eso podría requerir un diferimiento de la fecha, por lo que también debe formar parte del debate público».

Los argumentos de pandemia solo es esgrimido a la prensa, porque el real motivo de suprimir las PASO, son varias encuestas que se mostraron en secreto, y que preocupa el arrastre a todos los gobernadores peronistas. Y lo que más preocupa son los motivos de la caída de imagen de Fernández.

El 60% de los argentinos estaría dispuesto a votar a fuerzas opositoras en la elección legislativa de octubre próximo, de acuerdo con una encuesta de Synopsis Consultores, junto a otras encuestas similares en porcentajes.

El relevamiento consigna la opinión de personas en todo el país y, según publicó RoadShow, el 63,9 por ciento de los consultados evalúa como negativo el desempeño del gobierno de Alberto Fernández.

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tiene 66,3% de imagen negativa, y el expresidente Mauricio Macri, tiene 54,9% de imagen entre «mala» y «muy mala».

Inflación, corrupción y desempleo, en ese orden de importancia, acaparan casi la mitad de las preocupaciones de los argentinos representados en esta encuesta. El 55% cree que la situación económica será peor, mientras 31% piensa que mejorará.

Semanas atrás, Lucas Romero, director de Synopsis, dijo que la crisis económica y financiera que atraviesa la Argentina tiene que ver con la desconfianza en el liderazgo y con que no exista un mensaje claro sobre los objetivos del gobierno nacional. 

El primero viene por la vía de la desconfianza. La falta de credibilidad en el liderazgo, y el hecho de que no existe un mensaje claro sobre los objetivos del Gobierno. También mencionó la falta de plan económico a largo plazo y a un encuadre fiscal consistente.

Synopsis viene advirtiendo desde hace tiempo que el acercamiento de Alberto Fernández a las políticas de Cristina Kirchner, junto con el «vacunagate», le pueden costar caras al Gobierno en octubre. 

Según fuentes de EL FEDERAL en Casa Rosada, miran los mismos números y debaten una estrategia para satisfacer a los gobernadores, «pero también evalúan si la suspensión de las PASO traería otro costo político a la principal preocupación del gobierno, el aumento desenfrenado de los precios de los alimentos, los combustibles, y la inflación».

«La búsqueda de una estrategia política de buscar opositores que jueguen a favor del gobierno, sería la salvación de al menos, tener una elección reñida», dijeron a nuestro medio.

«Antes de agosto habrá alguna definición», finalizaron.

 

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra