[REDACCIÓN EL FEDERAL] El concejal chileciteño Federico Zalazar, que protagonizó un accidente de tránsito mientras conducía borracho un auto oficial por Villa Unión, ratificó que no renunciará, mientras en el Concejo Deliberante avanza una investigación en su contra.

Ayer el viceintendente de Chilecito, Sebastián Gutiérrez, detalló que se conformó una comisión especial por el caso, que integra un concejal de cada bloque. Tiene 30 días para elaborar un dictamen. Ese plazo vence el 15 de abril. Luego se convocará a una sesión esepecial para que el cuerpo delibere.

«Fue sumamente responsabilidad de él [Zalazar], sobre todo porque son actos de funcionarios públicos. Charlé con él en mi oficina y le solicité que renuncie por el bien de la institución y por el bien suyo, que pida disculpas a la sociedad, pero eso no se dio», contó el viceintendente.

Zalazar había dicho en su momento que se había ido a tomar unas copas con su esposa y alegó el famoso «a cualquiera le puede pasar», que empañó su tibio pedido de disculpas.

Ayer volvió a hablar del tema y su decisión de no haber renunciado, y sumó más confusión en sus declaraciones. «Seguramente no comparten la idea, por una cuestión técnica de la política no renuncié para ser juzgado como se debe, como un ciudadano», argumentó para sorpresa de muchos.

«Creo que a la gente le duele más el hecho de que no llegan a fin de mes, estas cuestiones inquietan al arco politico. Creen que tienen inmunidad los políticos, yo no la tengo, fui juzgado por la Policía y ahora en el Concejo», insistió, como si la pobreza justificara que utilice choque y choque borracho un vehículo pagado con la contribución de todos.

Por último, para minimizar su responsabilidad, afirmó que el chico con el que chocó «nunca estuvo grave» e intentó ocupar el lugar de víctima, al decir que «se dijeron muhas cosas que dolieron».

SEGUÍ LEYENDO:

Intendente de Chilecito pide que renuncie el concejal que chocó borracho un auto oficial