[REDACCIÓN EL FEDERAL] El femicidio de Sabina Condorí Garnica se registró el 14 de abril de 2019, cuando la pequeña había salido de su humilde vivienda a hacer mandados para su mamá, un domingo por la tarde, pero nunca más volvió.

Por el caso está procesado Roque Adrián Rodríguez, quien va camion a juicio oral. Es un vecino del barrio del que nadie sospechaba y fue arrestado tres meses después del femicidio.

La nena tenía 11 años. Fue secuestrada, abusada y asesinada cerca de su casa, y su cuerpo fue arrojado a 600 metros de su vivienda. Su caso conmocionó a toda la provincia. Hoy se cumplen 2 años de su muerte.

La pequeña era la cuarta de siete hermanos y participaba de las actividades del movimiento popular «La Poderosa». Le gustaba sacar fotos y jugar al fútbol.