[REDACCIÓN EL FEDERAL] El Concejo Deliberante de Chilecito destituyó al concejal Federico Salazar, quien protagonizó un choque mientras manejaba borracho por Villa Unión. En un primero momento los ediles lo habían defindido, pero la presión social los llevó a cambiar de actitud.

Salazar pidió disculpas en su momento, pero alegó que había ido a tomar unas copas con su pareja y que «le puede pasar a cualquiera». Según las fuentes consultadas, el auto que conducía era oficial. Y el accidente fue con una moto.

La concejal Victoria Álamo, una de las tres que integraba la comisión especial formada para investigar el caso, había declarado luego del accidente que Salazar no sería sometido a juicio político.

Pero el escándalo fue de tal magnitud que poco a poco los ediles fueron cediendo, hasta que el propio intendente Rodrigo Brizuela y Doria pidió su renuncia.

Pero Salazar se negó a dimitir y finalmente, con los votos de dos terceras partes de sus miembros, el cuerpo de concejales lo expulsó.

Salazar continúa siendo titular del sindicato SECALAR, que mantiene tomada la curtiembre de Nonogasta, aunque algunas fuentes aseguran que sus días al frente del gremio están contados.