El gobernador de la Provincia, Ricardo Quintela, encabezó este jueves un encuentro en la Residencia Oficial con representantes de los tres poderes del Estado, cultos religiosos y cámaras empresariales para aunar criterios hacia las nuevas medidas que se tomarán, en pos del resguardo de la salud y la vida de los riojanos y las riojanas.

En primera instancia, el mandatario agradeció a las Iglesias que acompañaron y a las cámaras empresariales, “a los efectos que podamos conversar sobre la situación en la que se encuentra la Provincia desde el punto de vista sanitario, para tomar decisiones en común acuerdo”.

Quintela ejemplificó que “en el AMBA se tomaron medidas duras, teniendo en cuenta que la salud y la vida de nuestra gente es mucho más importante que la economía”.

En otro orden de cosas, hizo referencia al cansancio que manifiesta el personal de salud ante un sistema colapsado: “Hoy quien puede informar mejor desde el punto de vista sanitario es el ministro del área y vimos que la situación es muy difícil. Es una situación tal, que tienen que atender a cinco o seis personas en simultáneo. No tienen descanso”.

Licencia a la APP y suspensión de cultos religiosos

Por otro lado dijo que, entre las medidas que se estiman, “vamos a licenciar a la administración pública hasta nuevo aviso. Quedarán lo mínimo indispensable; vamos a abrir bocas de pago de salarios para que no se junten en los bancos, y vamos a pedir la suspensión de los cultos en iglesias, a los efectos que no se aglomere la gente”.

“Hasta ahora tenemos prohibidas todas las actividades deportivas, religiosas, culturales que signifiquen aglomeración de personas y eso va a continuar seguramente”, continuó.

Seguidamente, expresó: “pedimos en lo posible no modificar sino ajustar los controles, pero quiero que sepan que son limitados esos controles, porque el personal de seguridad también está agotado, cansado”.

“Generalmente se juntan a compartir un asado, un sándwich o una gaseosa y eso nos dificulta mucho”, acotó.

En tanto anunció que en vísperas del 1 de Mayo “vamos a prohibir todo tipo de reuniones masivas. Es el segundo año que deberá festejar cada trabajador en su casa”.

Acompañaron al Gobernador, ministros del Gabinete provincial; representantes de cultos; integrantes del Tribunal Superior de Justicia; diputados provinciales y cámaras empresariales.