Luego de que la policía detuvieran a ocho personas que participaban de una reunión en el centro vecinal del barrio Vargas, el Municipio informó que mañana iniciará una investigación para determinar eventuales responsabilidades de funcionarios.

«Ante hechos de público conocimiento, la Municipalidad del departamento Capital informa que ha tomado conocimiento de la supuesta detención de algunos empleados de esta entidad, bajo circunstancias que se encuentran en investigación policial«, indicó el Municipio en un comunicado.

«En virtud de lo expresado, el departamento Ejecutivo encabezado por la señora Intendenta iniciará mañana mismo la investigación administrativa pertinente a fin de establecer responsabilidades, entendiendo desde un primer momento que el hecho en cuestión ocurrió fuera del horario de trabajo habitual y en un espacio físico privado», añadió.

En ese marco, desde el municipio recalcaron que «en caso de que así lo determinen los procedimientos administrativos correspondientes, se aplicarán las sanciones previstas en la normativa vigente, tanto provincial como municipal«.

Asimismo, subrayaron que la intendente Inés Brizuela y Doria indicó que «de haber participado en el hecho algún funcionario o funcionaria, se tomarán severas medidas disciplinarias».

«Es obligación de todos los ciudadanos observar una conducta adecuada a los momentos que se viven», concluye la nota de prensa.