[REDACCIÓN EL FEDERAL] Luego de un sábado para el olvido en el que no faltaron las fiestas clandestinas y los borrachos al volante, ayer a la tarde se conocieron los resultados del domingo sobre la situación epidemiológica: sorprendentemente, la cifra de contagios fue por debajo de las estadísticas que se manejaron durante la semana, pero fallecieron 8 pacientes internados por COVID-19.

El Ministerio de Salud informó que hubo 54 muestras positivas, de las 317 procesadas, con un índice de positividad del 17 por ciento. La cifra es baja en comparación a los últimos días, aunque también es cierto que esa dinámica se suele dar los domingos.

La buena noticia es que hubo más pacientes recuperados que nuevos casos: fueron 78 altas. La mala fue la cantidad de muertos: ocho.

El sábado habían sido 66 muestras positivas sobre 386 procesadas, también con un índice de positividad del 17%. Hubo 69 altas y 4 pacientes fallecidos.

Las cifras son relativamente bajas frente a lo que pasó en los cinco días anteriores, donde la provincia acumuló 514 casos, con un promedio de más de 100 por día, con un pico el martes, de 114, y la cifra más baja el lunes, con 93. Entre lunes y viernes hubo un índice de positividad del 20%