Se trata de una proyección del IMHE, instituto de la Fundación Bill Gates. El dato llegó a la Casa Rosada, a la quinta de Olivos y al CoFeSa.

El número cayó como una bomba en Casa Rodada y en la quinta de Olivos, y al propio Alberto Fernández. Y no es para menos: la proyección indica que si Argentina mantiene el actual crecimiento exponencial de contagios de Covid-19, para julio podría contabilizar más de 104.000 muertos. Con una simple aplicación matemática, se puede deducir que en La Rioja, la cifra podría llegar a 865 muertos.

Ahora, si la pandemia se sale de control y el sistema sanitario colapsa, el peor escenario es de 122.129 fallecidos en Argentina, correspondiendo a la La Rioja 1.016 muertos.

En el caso de que todos los ciudadanos usen las mascarillas o barbijos pero no existan nuevas restricciones, el mejor escenario es de 97.341 fallecidos, (en La Rioja 809 muertos).

Las proyecciones corresponden al Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IMHE, por sus siglas en inglés) con sede en Washington. Es una entidad creada en 20107 y dependiente de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Argentina podría contabilizar más de 104.000 muertos para julio si no se aplican restricciones. (Proyección IMHE)
Argentina podría contabilizar más de 104.000 muertos para julio si no se aplican restricciones. (Proyección IMHE)

Desde que el sábado 7 de marzo de 2020 un hombre de 64 años se convirtió en la primera víctima mortal del coronavirus en Argentina, han fallecido 65.865 personas en el país en casi trece meses (394 días).

Si la tendencia de las últimas semanas en el ritmo de contagios se mantiene, superando picos de la pandemia en 2020, el sistema sanitario podría verse colapsado y eso incrementaría exponencialmente la cantidad de muertos por Covid-19.

Las proyecciones del IMHE, que generaron un cimbronazo en el Gobierno nacional, indican que entre el 1 de abril y 1 de julio podrían registrarse 47.663 muertos, alcanzando una cifra total de 104.134 personas fallecidas (en La Rioja 865 muertos), por esta enfermedad infectocontagiosa.

Entre el comienzo de la pandemia y la actualidad hubo 143 muertos en promedio por día por Covid-19 en Argentina de acuerdo con los registros oficiales. Si se registrara la proyección del IMHE, entre el reciente 1 de abril y el próximo 1 de julio habría 523 muertos por día en promedio.

El IHME recopila datos relacionados con la salud y desarrolla herramientas analíticas para rastrear tendencias en mortalidad, enfermedades y factores de riesgo, y encapsula muchos de sus hallazgos de investigación en visualizaciones de datos.

En la cuenta que hace el IMHE se evalúan intervenciones como las campañas de vacunación y su velocidad. Este Instituto está dirigido por Christopher JL Murray, médico y economista de la salud, y profesor del Departamento de Salud Global de la Universidad de Washington.

Las proyecciones para la Argentina están también en manos del Consejo Federal de Salud (CoFeSa). Los ministros de Salud de todas las provincias coinciden en que el país ya está afrontando la “segunda ola” de la pandemia.

“Estamos inmersos en una situación regional con un aumento sostenido del número de casos”, reconoce el CoFeSa en un informe difundido por el Gobierno nacional, en la previa de un acuerdo de gobernadores con el presidente Alberto Fernández para tomar medidas.

El Gobierno nacional pretende medidas específicas que afecten lo menos posible a la economía, pero una de las herramientas consistirá en disminuir nuevamente la cantidad de gente en el transporte público, medida poco efectiva hasta el momento.

Es que en las últimas tres semanas la tendencia fue exponencial. En la primera de esas tres, los aumentaban a un ritmo del 5% semanal; en la segunda, 11%; y en la tercera fue mayor al 30%, incluso en algunas áreas de la zona metropolitana donde vive el 35% de la población del país.

Se vienen analizando indicadores para determinar si un departamento o partido tiene alto riego. La guían es la incidencia de casos en los últimos 14 días cada 100 mil habitantes. Y lo analizado es alarmante por la velocidad de la expansión de la segunda ola, dicen las autoridades.

Hace una semana cuando la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, brindaron una conferencia de prensa había 48 departamentos con indicadores de alto riesgo epidemiológico. Allí viven 12 millones de personas.

Una semana después, el número de departamentos con alto riesgo pasó de 48 a 85, por lo que se duplicó la cantidad de personas en zona de alerta roja, alcanzando la friolera de 25 millones de habitantes.

La proyección en el mundo

Las mismas proyecciones indican que se esperan 4.401.955 de muertes por Covid-19 en el mundo para el 1 de julio si los Estados no actúan velozmente con restricciones.

En tanto, Brasil registraría 562,863 muertes por la misma enfermedad; Chile, 46.362; Paraguay, 13.278; Bolivia, 18.613; y Uruguay, 2.875.