La inflación y el continuo aumento de la canasta básica en La Rioja, ha obligado a los vecinos en buscar las mejores alternativas para llevar un plato de comida a la mesa familiar. Es por esto que en varias provincias ya se vende la molida de pollo, como uno de los productos más vendidos desde febrero.

Según esta medición, los alimentos que más aumentaron fueron el café con casi el 30%, la yerba con 8%, el aceite con 4,5 % y las carnes con 3,5%.

En virtud a la crítica situación económica, especialistas indican que por los actuales precios, es más conveniente comprar en los almacenes de barrio que en los grandes supermercados: «A no ser que en los hipermercados pongan algunas carnes de oferta el total de este tipo de compras en el almacén cuesta más barato en la carnicería o verdulería de barrio».

Respecto de las rutinas de consumo, se viene acentuando todos los meses la disminución del consumo de carnes por el continuo aumento desde hace más de un año. «Lo que sí ha aumentado desde febrero es la compra en en La Rioja de la molida de pollo que antes eso no se veía en la provincia. Y con relación a los otros alimentos las personas van buscando los productos de estación, las verduras y frutas, para agregar los vegetales».