La inflación no cede, y entre los alimentos que forman parte de la dieta familiar como la carne hay pruebas contundentes. Es el caso del precio del asado y de las milanesas, que ya subieron 70% promedio durante el 2020, y un 25% sólo en el primer cuatrimestre del 2021, según un estudio privado.

En La Rioja los precios se incrementan aun más por los costos de transporte, y en esta semana el aumento trepó a un 10% aproximadamente. A esto se agrega que la baja demanda obliga a los frigoríficos a disminuir la producción.

En el día de ayer, el gobierno llegó a un acuerdo con diferentes cámaras frigoríficas para 11 cortes a precios accesibles. Los once cortes estarán disponibles -hasta fin de año- en grandes cadenas de todo el país como Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, Día%, La Anónima, Libertad y carnicerías Friar.

Desde el miércoles y hasta el 31 de diciembre, el plan tendrá una actualización trimestral, e incluye los cortes más representativos del consumo de las argentinas y los argentinos.

Los precios vigentes serán para la paleta $485 el kilo, la carne picada a $265, espinazo a $110, vacío a $499, matambre a $549, falda a $229 y tapa de asado a $429.

Volviendo a La Rioja, ayer llegaron los nuevos precios con aumento que ya están disponibles en carnicerías locales. Estiman que para junio, algunos cortes llegarán a 1.000 pesos el kilo.

La ultima lista de precios que rigen desde ayer para La Rioja muestra estos precios: Bife chorizo $955, Bola de Lomo $970, Costeleta $830, Costilla $720, Lomo $955, Marucha $555, Peceto $920, Picada $670, Asado $830, Matambre $980