El Gobierno de la Provincia dispuso el acompañamiento y control de las condiciones de bioseguridad en las instituciones educativas, a través de la presencia de 680 «Chalecos rojos» en cada una de las escuelas de gestión privada, públicas y municipales, para resguardar los alumnos, al personal educativo y a los padres.

El secretario de Relaciones Institucionales y coordinador del Comité Operativo de Emergencia, Fernando Torres, destacó que la acción se lleva adelante en forma conjunta entre la Secretaría de la Gobernación, el Ministerio de Educación y los establecimientos escolares, en distintas escuelas tanto públicas, de gestión privada y municipales.

“Se dispuso un operativo en todos los establecimientos de la Capital con el objetivo de resguardar las condiciones de bioseguridad por parte de los padres, no permitiendo reuniones de padres en las puertas de colegios por el tema de los contagios”, indicó Torres.