A veces no podemos dimensionar la tarea de las enfermeras que se encuentran en la primera línea de lucha contra el coronavirus. Lucha que hoy las encuentra cansadas con turnos muy largos y con muchos pacientes que deben asistir. Y también su empatía con ellos, tratando de que sientan más cómodos ante el aislamiento que deben cumplir. Sin ver a los parientes, y con mucho miedo de lo que pueda suceder.

Camila Carretero, enfermera del hospital Virgen de Fátima, relató a través de Medios Provincia como surgió la iniciativa de celebrar junto a Don Justo sus 88 años. “El estaba muy triste ese día porque no puede ingresar su familia a verlo y decía que estaba solito, entonces cuando lo sorprendimos nosotras le cambió la cara, se puso feliz y agradecido”, dijo la Enfermera.

La Enfermera contó que “un día antes me habló mi compañera, ella sabia que iba a ser el cumple de don Justo y me dijo que le hagamos algo porque esta solito ya que su familia no puede entrar a verlo, entonces acordamos comprarle unos globos, ponerle unos cartelitos. Cuando entramos el estaba un poco triste y la cara le cambió mucho cuando lo sorprendimos, se puso muy feliz y agradecido, brindo con el compañero de al lado y con nosotras, fue otro en ese momento”, relató Camila.

Camila Carretero

Justo cumplió ayer 88 años y se encuentra luchando contra el COVID, “estamos esperando a ver como evoluciona”, dijo.

Camila tiene 24 años, es enfermera y destacó que “nunca pensé que mi primer trabajo iba a ser con una pandemia”.

«Como enfermeros tratamos de poner lo mejor que podemos, nos encariñamos con la gente, hay gente de la cual nunca no nos vamos a olvidar porque llegan muy complicadas y después verlos salir y bien es algo muy emocionante para nosotros», expresó la enfermera.

AUDIO DE LA ENTREVISTA

Medios Provincia