En la Sala Unipersonal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de la Primera Circunscripción Judicial con sede en la Capital, a cargo del juez Jorge Gamal Abdel Chamía, a través de un juicio abreviado que se desarrolló de forma virtual, resolvió condenar a Pablo A. B., a la pena de prisión de dos años de cumplimiento efectivo, por considerarlo autor penalmente responsable y culpable de tres hechos del delito de robo.

En el marco del confinamiento dispuesto a nivel nacional y provincial, al cual el Tribunal Superior de Justicia adhirió plenamente, la Sala Unipersonal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de la Primera Circunscripción Judicial con sede en la Capital, a cargo del Juez  Jorge Gamal Abdel Chamía, llevó a cabo el último miércoles, una audiencia virtual a través de la plataforma Zoom, en la cual estuvieron presentes de forma remota el imputado Pablo A. B. (desde el Servicio Penitenciario); en representación del Ministerio Publico Fiscal, el abogado Luis González Aguirre y, el abogado Martin Yoma, integrante de la Defensa Penal Pública, a cargo de la defensa técnica del imputado, con el objeto de realizar el procedimiento de juicio abreviado, requerido por el Ministerio Público Fiscal previamente pactado con el imputado y su defensa técnica.

En ese marco, el Magistrado resolvió condenar a Pablo A, B. a la pena de dos años de prisión de cumplimiento efectivo, en las Instalaciones del Servicio Penitenciario Provincial, por considerárselo autor penalmente responsable y culpable del delitos de robo (tres hechos), artículo 164 del Código Penal, ocurridos los días 14 de mayo del año 2019, 2 de octubre de 2019 y el 13 de mayo del año 2019.

Asimismo, el Juez Chamía, lo declaró “reincidente por segunda vez”, artículo 50 del Código Penal, sin derecho a Libertad Condicional, según el artículo 14 del Código Penal.

Cabe señalar, que el hecho ocurrido el 14 de mayo de 2019 tuvo lugar en horas de la mañana, en un local comercial ubicado en el Barrio Vargas, donde el ahora condenado, luego de violentar las rejas del negocio, ingresó y sustrajo bebidas alcohólicas (un fernet branca, una petaca de whisky Blenders Pride).

En tanto que, el hecho sucedido el 2 de octubre de 2019 se perpetró en horas de la noche, en una ferretería ubicada en Barrio Vargas, donde el imputado junto a su hermano Raúl H. B. se apropiaron de un compresor. Los mismos fueron identificados en las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del local.