La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, acordaron con los gremios UPCN, ATE y APL, un incremento salarial del 40% para los empleados del Congreso Nacional, lo que repercutió en los legisladores nacionales.

El acuerdo generó polémica porque está por encima de la inflación oficial estimada del 29%.

Esta suba salarial, que será abonada en cuatro cuotas, impactará también en el sueldo de los legisladores nacionales. Esto porque el decreto de congelamiento de los salarios – que se firmó al comienzo de la pandemia – ya está vencido, y no se ha pedido su renovación.

Lo sorprendente, si se compara con un salario docente de aproximadamente $50.000, es cuánto van a ganar los legisladores nacionales, incluidos los legisladores por La Rioja, senadores Julio Martínez, Clara Vega y Ricardo Guerra, y los diputados Sergio Casas, Felipe Álvarez, Julio Sahad, ´Beba» Soria y Danilo Flores

Sueldos de privilegio

Según datos oficiales del Congreso Nacional, el salario promedio de los legisladores nacionales era, hasta el 2020, de $200.000. Esto porque los salarios quedaron congelados por decisión de la vicepresidenta y de Massa, quienes acordaron que los parlamentarios se desengancharan de los aumentos a empleados legislativos. La primera de estas medidas se tomó antes de la pandemia, apenas asumió la nueva gestión, en diciembre de 2019 y el motivo fue la crisis económica.

Luego, y a propósito de la emergencia sanitaria, la medida se extendió y se renovó en enero de este año.

Pero, según confirman fuentes legislativas del Congreso Nacional, el disgusto con respecto a esta situación, crecía entre los legisladores. Sobre todo porque el sueldo de los senadores y diputados nacionales había quedado muy por debajo de las ganancias de otros empleados de la administración pública.

Esta vez, Cristina y Massa se sentaron con los gremios y les dieron la razón: 40% de aumento era justo.

Firmado y sellado el acuerdo, los legisladores nacionales van a recibir un incremento salarial de alrededor de $80.000 en cuatro cuotas a cobrar en julio, agosto, septiembre y octubre.

A esto debe sumarse, para los diputados nacionales por las provincias -entre las cuales están incluido los 5 que representan a La Rioja en la Cámara Baja- un 14,21% que cobran en materia de desarraigo.

Esto le agrega una suma cercana a los $40.000. Esto se puede cobrar en viáticos o pasajes terrestres o aéreos. Es decir que Sergio Casas, Felipe Álvarez, Julio Sahad, ´Beba» Soria y Danilo Flores  percibirán una cifra cercana a los $320.000, cifra a la que hay que aplicarle, por supuesto, los debidos descuentos. Sin embargo, el sueldo no es nada despreciable comparado al que recibe un trabajador promedio, que es 75% menor a esta cifra.

Los senadores reciben un plus por gastos de representación, extras por movilidad y desarraigo, pero sus pasajes terrestres o aéreos no tienen tope.