La Policía de la Provincia detuvo en la madrugada de este sábado alrededor de 100 jóvenes que participaban en una fiesta clandestina en un domicilio particular en el barrio Cochangasta.

Todas las dependencias policiales participan de este operativo a cargo del Jefe de Policía, Roque Jaimes, y del secretario de Seguridad de la Provincia, Pedro Fuentes.

“Nuestra obligación es trabajar” para evitar estas fiestas clandestinas en plena pandemia, sostuvo el Jefe de Policía y afirmó que no tuvieron respuesta de la Justicia para poder ingresar a la vivienda.

Asimismo indicó que más de 110 personas fueron demoradas y esperan “trabajar con la gente del COE para ver si se realiza el hisopado”.

«Son 38 femeninos y 68 masculinos además de varios menores. En este caso, no hemos tenido el acompañamiento de la justicia», indicó Pedro Fuentes. Agregando que «hay elementos legales que ellos los trabajan muy finamente y es por ello que llame por teléfono, pero decían que la competencia era federal y la federal nos decía que era competencia de la justicia ordinaria”. Sobre las sanciones, Fuentes explicó que “si pagan la multa se van, sino quedarán 30 días detenidos”.